Gobierno de Chile

Menú móvil
cabeceraInterior

Fiscalización de alcohol y otras drogas en conductores

Como resultado del efecto inhibitorio de la fiscalización de alcohol, se puede además observar un cambio de conducta de los propios conductores. El año 2013, el 7% de controles de alcohol marcaban positivos, cifra que con la Ley Emilia y Ley Tolerancia Cero se mantuvo a la baja hasta el año 2019 con un 2%. Sin embargo, durante el año 2023, la fiscalización de conductores con alcohol registró una preocupante alza, llegando a un 8%.

Alcotest

¿Qué es el Alcotest?
El alcotest es un instrumento de fiscalización rápida que permite medir la concentración de alcohol en el pulmón, a través del aire que se exhala.

Procedimiento Alcotest
Carabineros de Chile le solicita al conductor su documentación y la del vehículo. Si se decide aplicar el alcotest, se solicitará al conductor que sople en la boquilla del alcotest.

Si el equipo marca más que 0,3 g/l debe realizar una nueva prueba 15 minutos después. Si la segunda prueba con alcotest da positiva, se realiza un examen de sangre (alcoholemia) con la presencia de un carabinero y un médico (pudiendo llevarse a cabo este procedimiento en un recinto de salud o en una ambulancia dispuesta para este fin por el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol – SENDA).

El médico guarda la muestra en una caja especial que luego es enviada al Servicio Médico Legal para su análisis.

Narcotest

Con el fin de contribuir aún más en la labor preventiva de la fiscalización, durante el año 2019 se comenzaron a implementar controles de drogas en la conducción a través de una nueva herramienta denominada Narcotest.

Debemos recordar que el artículo 110 de la Ley N° 18.290 del Tránsito prohíbe la conducción de cualquier vehículo o medio de transporte ejecutados en estado de ebriedad, bajo la influencia de sustancias estupefacientes o sicotrópicas, o bajo la influencia del alcohol. Asimismo, el artículo 182 de la Ley N° 18.290 del Tránsito indica que Carabineros de Chile podrá someter a cualquier conductor a una prueba respiratoria o de otra índole destinada a detectar la presencia de alcohol en el organismo o acreditar el hecho de conducir bajo el efecto de estupefacientes o sustancias sicotrópicas.

En tal sentido, así como hoy se controla el alcohol en la conducción usando el alcotest, también se usa el narcotest para controlar drogas.

¿Qué es el Narcotest?
El narcotest es un instrumento de fiscalización rápida que permite detectar la presencia de drogas en el conductor, a través de una muestra de saliva que se analiza en el lugar. Si el resultado del narcotest marca positivo en la presencia de alguna droga, se realiza un examen de sangre, que luego es enviado al Servicio Médico Legal para su análisis.

Procedimiento Narcotest
Carabineros de Chile le solicita al conductor su documentación y la del vehículo. Si se decide aplicar el narcotest, se solicitará al conductor tomar el kit de prueba entregado por el carabinero, romper el envoltorio, retirar el tapón de protección, colocar el colector en la boca, pasarse el hisopo por dentro de la boca, las encías, por la lengua y por las mejillas, hasta que un indicador que está en el mismo hisopo se ponga de color azul. Posteriormente, el hisopo se tapa y es introducido al lector (drug test). Este lo lee y tarda aproximadamente entre 6 a 15 minutos en arrojar un comprobante con el resultado del examen, pudiendo detectar presencia de cocaína, marihuana, opiáceos, metanfetamina y anfetamina.

Si el resultado del equipo de narcotest marca positivo en la presencia de alguna droga, se realiza un examen de sangre (narcolemia) con la presencia de un Carabinero de Chile y un médico, siguiendo el mismo procedimiento de la alcoholemia.

-->