Gobierno de Chile

Menú móvil
cabeceraInterior

Preguntas Frecuentes SRI

1. ¿Qué se debe considerar al comprar un Sistema de Retención Infantil (SRI)? 

  • Que sea el sistema de retención infantil adecuado según edad, talla, peso y contextura física del niño/a.
  • Que el sistema de retención infantil sea compatible con el vehículo según el tamaño y el sistema de anclaje disponible en el auto (isofix, latch o cinturón de seguridad).
  • Que sea compatible con el grupo familiar: todos los ocupantes del vehículo deben viajar cómodos y seguros.
  • Que el sistema de retención infantil cumpla con la certificación europea o norteamericana vigente.

2. ¿Las sillas se instalan mirando hacia atrás o hacia adelante? 

De acuerdo a las características del niño (talla, peso, edad) y las indicaciones del fabricante del sistema de retención infantil, éstos se instalan mirando hacia atrás o hacia adelante.

Mirando hacia atrás:

Los primeros años de vida, los niños/as deben ir en una silla mirando hacia atrás. Es la posición más segura para transportarlos, porque la cabeza de un niño pequeño es muy pesada y el cuello aún muy débil.

Se recomienda que lleves al niño/a mirando hacia atrás hasta los 4 años o hasta que la silla lo permita.

Hay diferentes tipos de asientos que se instalan mirando hacia atrás:
La silla nido (“huevito”)
• Silla convertible por lo general tiene un límite de altura y peso mayor para la posición mirando hacia atrás. En ella el niño/a puede viajar por más tiempo en esta posición que es más segura.

Mirando hacia adelante:

Cuando el niño/a sobrepase los límites de altura y peso para el cual está diseñado el sistema de retención infantil que mira hacia atrás, debes cambiarlo mirando hacia adelante.

Existen diferentes tipos de Sistemas de Retención Infantil que se instalan mirando hacia adelante:
• La silla convertible lleva al niño/a los primeros años mirando hacia atrás y después se cambia de posición mirando hacia adelante.
• La silla combinada se instala únicamente mirando hacia adelante. Primero se utiliza como silla que asegura al niño/a con arnés interno. A medida que va creciendo, se puede transformar en una butaca que eleva al niño/a y lo asegura con el cinturón de seguridad de tres puntos del auto.

Los niños/as más grandes ya no se transportan en una silla con arnés interno, sino deben ir en un sistema de retención infantil apropiado para niños/as más grandes. Cuando el asiento con arnés interno le quede chico al niño/a, pero siendo aún demasiado pequeño para usar el cinturón de seguridad, lo debes cambiar a una butaca o un alzador.

El alzador eleva al niño/a hasta alcanzar la altura necesaria para utilizar el cinturón de seguridad de tres puntos del auto.

La butaca funciona igual que el alzador, elevando al niño/a para poder usar el cinturón del auto de manera correcta. El respaldo con protección lateral brinda una protección adicional contra impactos laterales.

3. ¿Los sistema de retención infantil tienen una vida útil? 

Antes de llevar a un niño/a en una silla, debes comprobar dos cosas:
¿Cuándo vence la silla?

Las sillas tienen una fecha de vencimiento, porque los materiales con que están hechas pueden desgastarse.
¿La silla ha participado en un accidente de tránsito?
Entonces ya no puede ser utilizada, porque puede haber sufrido un daño que no siempre se nota a primera vista, pero que la hace ineficiente.
De acuerdo a los criterios establecidos por la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico de Carreteras (NTHSA por sus siglas en inglés), organismo rector en EE.UU en materia de seguridad vial, no sería necesario cambiar un asiento, siempre que se cumplan TODOS los siguientes requisitos:

  • No se pueden ver deformidades o partiduras en la silla.
  • El vehículo con el asiento instalado puede ser manejado desde el lugar del accidente.
  • La puerta del vehículo más cercana al asiento está sin daños.
  • No hubo ocupantes lesionados.
  • Las bolsas de aire o airbags no se desplegaron.

Es necesario verificar el cumplimiento estricto de todos estos requisitos, pero si tienes cualquier duda, consulta el manual de la silla para revisar cuáles son las recomendaciones del fabricante en estos casos.

4. ¿Se puede instalar el sistema de retención infantil en el asiento delantero? 

No. El sistema de retención infantil no puede ser instalado en el asiento delantero. Solo los niños mayores de 12 años pueden ir sentados en esa ubicación de acuerdo a la ley. Se exceptúan las camionetas de cabina simple, en las cuales se permite el traslado de niños/as en sistemas de retención infantil, previo a desactivar el airbag.

5. ¿Se pueden instalar 3 sillas en la parte trasera del vehículo? 

Si. Tienes que elegir los sistemas de retención infantil adecuados para tu vehículo. Por eso recomendamos que antes de comprarlos, te asegures que sean compatibles con el vehículo según el tamaño y el sistema de anclaje disponible en el auto (isofix, latch o cinturón de seguridad).

6. ¿Es recomendable comprar un sistema de retención infantil por internet? 

Se recomienda antes de comprar un sistema de retención infantil por internet, ir a la tienda a conocer el modelo, sentar a tu hijo/a en la silla y, si es posible, instalarla en tu vehículo, para comprobar la compatibilidad de tamaño y los sistemas de anclaje.

7. Si compré un sistema de retención infantil y no tiene la etiqueta amarilla, ¿tendré que comprar uno nuevo? 

La norma no es retroactiva, por lo cual, si el sistema de retención infantil fue adquirido antes de la fecha de entrada en vigencia de la nueva certificación y se encuentra certificada bajo la norma europea o americana, cumple con los requisitos de seguridad necesarios para proteger a los niños ante un impacto.

8. Si Carabineros me fiscaliza y mi sistema de retención infantil no tiene la certificación, ¿me va a multar? 

No. Esta certificación debe ser cumplida por las empresas que comercializan los sistemas de retención infantil en Chile. Sin embargo, se recomienda que la silla de seguridad que adquieras, esté certificada, ya que con esto te aseguras que ese modelo ha sido sometido a ensayos de comportamiento ante choques frontales, así como a pruebas de volcamiento, resistencia de los broches del arnés, seguridad ante rotación y pruebas de inflamabilidad del material.

Síguenos a través de redes sociales: